martes, 6 de mayo de 2014

10 tips para fotografía submarina en aguas poco claras

En este post quiero dejar algunos consejos muy básicos para sacar fotografías submarinas en nuestras aguas, cuya visibilidad está bastante lejos de la que existe en los lugares en los que es común esta práctica. Estos consejos son independientes del equipo que usemos, la fotografía submarina puede ser un hobby que demanda una gran inversión de dinero, pero también puede empezar a practicarse con una cámara de bolsillo estanca o una que no lo sea si conseguimos una caja o funda a prueba de agua (por ejemplo estas: caja estanca, funda para cámara). La mayoría de las fotos de este blog fueron sacadas con una cámara compacta Olympus tough TG-810
Por último aclaro que mi opinión es la de un aficionado sin formación en fotografía y estos consejos son producto solamente de la experiencia y algunas ideas básicas que fui recopilando. A quienes quieran ingresar en este mundo les aconsejo que tomen algún curso de fotografía y que aprovechen la gran cantidad de recursos que tenemos en internet sobre el tema. Todas las correcciones y mejoras sobre estos consejos son bienvenidas. 

1- Aprovecha las horas de mayor luz: El agua absorbe una gran cantidad de luz, y más aún en aguas como las nuestras donde hay muchas partículas en suspensión. Aprovecha las horas alrededor del mediodía para sacar fotos sin necesidad de usar luces artificiales.


Buceo Uruguay
Fotos panorámicas solo se consiguen muy escasos días, con visibilidades
 superiores a 7 metros y aprovechando la mayor luz natural posible.

2- Usa el macro: Cuando tenemos muy pocos metros de visibilidad (a veces solo uno!) puede ser nuestra única opción para lograr algunas fotos aceptables. La posibilidad de capturar paisajes y grandes áreas es escasa y solo se da los días de mayor transparencia. El modo de macro nos permite sacar fotos a distancias de pocos centímetros de nuestro objetivo, por lo que podemos superar el problema de la visibilidad y lograr fotos de mucha nitidez. Es especial para lograr fotos de animales pequeños como cangrejos, blenios o anémonas. Es clave estar lo mas quieto posible para que las fotos no salgan movidas  y hay que tener cuidado de que nuestro objetivo no se espante si se trata de un animal. Una ventaja de este modo es que nos obliga a prestar atención y mirar mas de cerca el fondo marino, con lo que vamos a descubrir la gran cantidad de fauna que nos rodea y que por lo general nunca antes percibimos. 


Buceo Uruguay
Esta foto es de Montevideo, con 1 metro de visibilidad.


3- Apaga el flash: Cuando tenemos una cámara sencilla y no contamos con brazos con flashes externos esta regla aplica en todas partes del mundo y mas en nuestros mares. Las fotos con flash la mayoría de las veces nos van a dar como resultado un montón de puntos luminosos arruinando la imagen, que son las partículas suspendidas en el agua reflejadas por las luz de nuestra cámara. Es mejor apagar el flash y recurrir a la luz natural, por lo que cobra importancia lo que dijimos en el punto 1. 


Fauna de Uruguay
Los sargos se hubieran visto mejor sin esas partículas reflejadas.

4- No revuelvas el fondo: Sobre todo cuando el fondo es de arena o barro, puede bastar un aletazo cerca del fondo para que se levante una nube de turbidez y nos impida durante minutos volver a sacar fotos en ese punto. Trata de tener cuidado y ...

5- Muévete despacio: Esto vale tanto por el punto anterior como por el hecho de que muchos animales se espantan si tenemos movimientos bruscos o si nos aproximamos muy rápido a ellos. Cuando logramos bucear con calma apreciamos mejor el paisaje, prestamos mas atención y los animales dejan que nos acerquemos más a ellos. 

6- Hace un uso creativo de los contrastes de luz: Cuando disparamos desde abajo hacia arriba los haces de luz pueden crear efectos muy artísticos bajo el agua. En particular me gusta aprovechar este efecto cuando podemos agregar a la escena algún animal translúcido como las medusas.

Fotografía submarina Uruguay
Un huevo de caracol  a contraluz. 

7- Aumentar la velocidad de obturación: Si ya a veces es difícil no moverse al sacar una foto fuera del agua, peor es abajo cuando muchas veces tenemos oleaje corrientes o nuestra misma flotabilidad que nos juega malas pasadas. Si se puede aumentar la velocidad de obturación de la cámara compensamos un poco este problema. 

8- Saca muchas fotos: Ya que con las cámaras digitales deja de ser tan limitante el número de fotos que se pueden almacenar, lo mejor es sacar varias fotos seguidas cuando encontramos un objetivo. Ya habrá tiempo fuera del agua a seleccionar las mejores y descartar errores. 




Buceo en Uruguay
La tercera es la vencida: El ceriantario aparece con
los brazos extendidos

















9- No dejes de prestar atención a tu entorno: Cuando uno se compenetra con la fotografía y la búsqueda de animales o paisajes interesantes para capturar muchas veces deja de prestar atención a todo lo demás. NUNCA hay que dejar de atender el estado del tiempo, si se acerca una tormenta, si se levanta viento que enseguida pueda generar oleaje o corrientes. También hay que estar pendiente de la distancia a la costa o a nuestra embarcación así como de cualquier otra cosa que pueda ser un peligro para nosotros (p. ej. embarcaciones que no nos hayan visto y puedan pasar sobre nuestra posición).
Periódicamente conviene sacar la cabeza del agua
 y ver que pasa en el "mundo de arriba". 

10- Paciencia: Esto aplica a varios niveles en nuestro caso. Hay que tener paciencia para encontrar los escasos días que se dan en Uruguay para bucear y sacar fotos. También hay que tener paciencia para obtener resultados buenos, que como en toda disciplina llegan con la práctica, probablemente cuando no dominamos bien nuestros movimientos bajo el agua nos cueste mucho lograr buenas fotos. Y finalmente a veces también hay que tener paciencia para encontrar buenos objetivos, esperar a que los animales nos dejen acercarnos lo suficiente o llegar a ver especies raras, que cuando las encontremos habrá valido la pena la espera. 

Por último les comento que no hace falta ser un buceador experto ni bajar varios metros para sacar buenas fotos. Muchas de las fotos de este blog son sacadas a menos de 3 metros de profundidad y se pueden sacar fotos incluso con el agua por las rodillas. A quienes empiecen con esta actividad les deseo buenas aguas!. 

domingo, 9 de marzo de 2014

El Bagre sapo (Thalassophryne montevidensis)

Buceo Uruguay
Bagre sapo en los fondos de Punta Ballena, Maldonado. Foto: A. Demicheli 2013.
Los bagres sapos pertenecen a la familia de peces Batrachoididae. Son peces bentónicos (que viven asociados al fondo marino) y son carnívoros. Cazan por emboscada a otros peces, permaneciendo quietos en el fondo y camuflándose con los colores del fondo que lo rodea. Cuando un pez pasa lo suficientemente cerca, lo atrapan con un movimiento rápido de su boca. 
Las diferentes especies de bagre sapos están distribuidas a lo largo del mundo en varios lugares, casi siempre marinos pero también existen especies de aguas dulces. 

Buceo Uruguay Fauna
Imagen tomada de zipcodezoo.com

Esta especie se encuentra en los fondos de arena, barro o rocas y pueden ser peligrosos, ya que poseen espinas huecas, que se conectan con glándulas de veneno, cuya herida es muy dolorosa y puede infectarse fácilmente, por lo que es mejor evitar manipularlos. Si quieren mas información, en esta página de brasil investigan mas a fondo sobre la picadura de un bagre sapo emparentado con esta especie.
Los machos emiten sonidos para atraer a las hembras hacía los nidos que fabrican, los cuales incluso pueden ser oídos cuando se bucea. 

lunes, 3 de febrero de 2014

5 libros para bucear en la historia de nuestras costas

La experiencia de bucear nuestras costas o buscar naufragios es mucho mejor cuando se conoce lo que se está viendo. Por eso en este post quiero hacer un revisión de algunos libros que fueron formando parte de mi gusto por esta temática, y que a mi entender son de los mas recomendables para iniciarse en estos temas: 

1- De leyendas y naufragios en las costas de Rocha (Juan Antonio Varesse): Sin lugar a dudas el punto de partida para adentrarse en la temática. Presenta de manera novelada con personajes de las costas de
Buceo-Uruguay
Rocha y a modo de charlas y anécdotas, las historias de los naufragios mas conocidos del Cabo Polonio, costa de Castillos y Cabo Santa María (el balneario de La Paloma). Incluye fotos de diferentes épocas de los naufragios, mapas aproximados de la ubicación de algunos de ellos y una detallada lista cronológica de los siniestros marítimos ocurridos en las costas de Rocha, resultado de una minuciosa investigación de archivos de la prensa de la época. Prueba del éxito de este libro y lo apasionante de su temática es que desde mediados de los noventa hasta el día de hoy, siguen apareciendo reediciones en las librerías de nuestro país. 



2- Naufragios célebres en el Banco Inglés, Cabo Polonio y Océano Atlántico (Antonio Lussich): Este libro fue escrito por quien fuera jefe de una empresa de salvatajes marítimos a finales de los 1800´s. En esa
Buceo Uruguay
época fue cuando hubo mayor cantidad de naufragios en nuestras costas, producto de un aumento del tráfico marítimo y al mismo tiempo la carencia de métodos modernos para la navegación. El autor narra en un lenguaje que deja en claro la diferencia de épocas con la actualidad y la forma de pensar de ese entonces, algunos de los naufragios mas sonados de ese tiempo. No es tan ameno de leer como el anterior, pero es muy interesante escuchar de primera mano las historias de esos naufragios y la forma en la que se realizaban los rescates en esos tiempos. La primer edición de este libro es de 1893, y existen reediciones hasta el día de hoy. Lamentablemente no tiene ilustraciones o mapas como otros libros de esta temática. 


3- Caminatas por las playas de los naufragios (Eduardo Langguth): Un libro que es mitad de fotografía y mitad de relatos. El autor nos cuenta sus travesías a pie recorriendo una gran parte de las costas de Maldonado,
Buceo-uruguay
durante las cuales sus mojones en el camino son los restos de barcos encallados. Nos cuenta sus historias, las charlas con gente del lugar y sus anécdotas sobre estos barcos y mezcla la fotografía artística de los restos en la actualidad con fotos antiguas de los naufragios. Tiene mapas informales pero fáciles de entender con la ubicación de los barcos y un anexo con historias de naufragios en la Isla de Lobos. La diferencia de este libro con los anteriores es que solo se detiene en los naufragios que son visibles fuera del agua, sirviendo como guía para quien quiera recrear estas caminatas y conocer la historia de los hierros que ve surgir en las arenas de la playa.


4.- Polonio (Eduardo Langguth): En el mismo formato que "Caminatas por
Buceo-uruguay
las playas de los naufragios", esta vez Langguth se interna caminando en las historias y los barcos del Cabo Polonio. Al igual que en el libro anterior, presenta muy buenas fotos de época y otras modernas de corte mas artístico de las playas y los restos que se encuentran en ellas. 






5.- Leyendas y misterios de la costa atlántica (Isaías Ximénes, Eduardo Langguth): Probablemente el libro mas completo que se pueda encontrar sobre el folklore y las leyendas de las costas de Uruguay.  Los autores narran
Buceo-uruguay
creencias y supersticiones de las personas de la costa. Gran parte de estas historias ocurren entre los encargados de las loberías del Cabo Polonio, las cuales funcionaron hasta principios de los noventa. Se puede evidenciar la similitud de las historias que ocurrían en la costa con las leyendas de aparecidos, luces malas y otros fantasmas que son comunes en el campo. Cuenta también con algunas fotografías y ilustraciones que completan el libro. 





Además y a modo de lista les algunos otros libros sobre naufragios, anécdotas de la costa y historia de los lugares, como para quien quiera profundizar en estos temas: 

- La Pedrera: Vida y milagros. Por María Ferrer
-  Isla de Lobos. Por Isaías Ximénes y Eduardo Langguth
- La vida al borde del mar. Rosario Gonzalez  de Baccino
- Operación Brujas, la historia secreta del rescate del tesoro de El Preciado. Por Yuri Gramajo.
- Escritos bajo el mar, arqueología subacuática en el Río de la Plata. Por Antonio Lezama. 

Espero que los consigan, los disfruten y puedan ver con otros ojos mas amplios sus próximas idas a las costas de nuestro país. 

miércoles, 15 de enero de 2014

EL Sirí o Cangrejo Azul (Callinectes sapidus)

Buceo Uruguay
Sirí en las playas del Faro de La Paloma, Rocha.
El Sirí o cangrejo azul es un habitante frecuente de las costas de Uruguay, y sobre todo es abundante en las lagunas costeras como la de Rocha o la Laguna Garzón. Es un crustáceo decápodo de color azul a verdoso, puede alcanzar hasta unos 15 centímetros de ancho de caparazón  y su último par de patas están adaptadas con forma de pala (patas natatorias), lo cual le sirve para nadar y excavar. 
Imagen tomada de www.samuelancajima.com
Tienen una alimentación muy variada, siendo tanto depredadores como carroñeros, y puede incluir otros crustáceos, peces, algas y moluscos. 
Se los encuentra a menudo semi-enterrados en la arena a poca profundidad (muchas veces donde nos da el agua por las rodillas inclusive). 
Pueden vivir entre 3 a 8 años y una sola hembra puede poner hasta 2 millones de huevos en un solo período reproductivo, pero claro, muy pocos de estos huevos van a sobrevivir hasta llegar a adultos.
Buceo Uruguay
Un Sírí semi-enterrado en la arena de la playa de El Cabito, La Paloma, Rocha.
Esta especie tiene una gran capacidad de adaptación, por lo que su distribución esta muy extendida, llegando hasta las costas de Estados Unidos, y también esta presente en lugares donde se llevó con fines comerciales y terminó escapando de las manos de los criadores y colonizando el lugar e incluso desplazando a especies nativas. 
Es muy valorado por el sabor de su carne, y en rocha se pueden encontrar en varios lugares "empanadas de siri" y otras recetas con su carne. 
Su nombre científico en latín "Callinectes sapidus" quiere decir "Nadador bello y de buen sabor", refiriendo a su capacidad excepcional para nadar y al gusto de su carne. 

domingo, 3 de noviembre de 2013

Leyendas de la costa (V) Un fantasma en la niebla


Imagen de www.subrayado.com.uy
Este relato pertenece a Angelito Demicheli, quién no fue el testigo directo del suceso, sino los tripulantes de dos barcas pesqueras, que allá por los años cincuenta estaban en plena faena a pocos kilómetros de la costa de La Paloma cuando fueron envueltos por una niebla espesa bajo la cual solo pudieron dejar de trabajar y esperar que algún viento la despejase. El mar estaba muy calmo y en tanto las dos barcas se acercaron cuando notaron la llegada de la bruma y los seis tripulantes se pusieron a contar historias del océano. 
En eso estaban cuando en un momento vieron todos ellos a no más de tres metros de distancia  y apenas visible por las brumas, que pasaba una embarcación algo mayor que las que tripulaban, de forma anterior a esas pero no muy antigua, toda gris, con un solo palo corto del que colgaban trozos rotos de una vieja vela. 

El silencio fue quebrado por uno de ellos que sin miedo llamó a la tripulación de la barca, pero nadie respondió y lentamente la misma se perdió dentro de la niebla.

Cuando pudieron retornar a la costa varias horas después, con la niebla ya disipada, se enteraron que ninguna barca había sido reportada como perdida en ninguno de los asentamientos cercanos ni en los puertos mayores. 

Nadie supo responder a la pregunta ¿Que era lo que habían visto? Quizá otro fantasma de nuestras costas. 

martes, 10 de septiembre de 2013

La medusa Lychnorhiza lucerna

Buceo Uruguay
Lychnorhiza lucerna en costas de La Paloma, Rocha. Fotografía: Mario Demicheli. 

Habita las aguas cálidas a templadas de las costas de América del sur desde Guyana Francesa hasta Argentina. Es una de las especies de medusa o "agua viva" mas comunes de las costas Uruguayas, incluso en las aguas estuariales del Río de la Plata. Muy frecuentemente las podemos encontrar muertas en la orilla de las playas durante el verano, a veces en gran número cuando se dan "blooms" de aparición de estos celenterados
Es de color blanco a transparente, con los tentáculos de color amarronado. Los bordes de la campana a veces tienen festones azules. Pueden alcanzar tamaños considerables de hasta unos 40 centímetros de diámetro. 
Se alimenta de zooplancton (pequeños organismo que viven suspendidos en el agua y huevos y larvas de peces) y es a su vez alimento de tortugas marinas entre otros.  A veces pueden ser usadas por ciertos peces o cangrejos para protegerse entre sus tentáculos, los cuales viajan con ellas en la corriente.


Imagen de cmcyotrascosas.blogspot.com
Presenta sexos separados y tiene varias fases en su ciclo de vida, en la cual los huevos liberados por las medusas adultas dan lugar a larvas llamadas plánulas, las cuales posteriormente se convierten en pólipos, que es una forma que vive asentada en el fondo. Estos pólipos producen esfiras, que se separan del pólipo y van a originar las medusas adultas nuevamente. 
Solo sus tentáculos son urticantes, o sea que tienen capacidad de lastimarnos dejando una irritación rojiza en donde nos tocaron. Puede ser un poco doloroso, pero el veneno no es muy fuerte por lo que no implica un peligro serio. 


Fotografía: Mario Demicheli

lunes, 2 de septiembre de 2013

El equipo básico de buceo y como elegir al momento de comprarlo

Una de las ventajas de practicar buceo libre sobre el buceo con aire comprimido es lo sencillo del equipo que se necesita. Básicamente necesitamos: Máscara, snorkel, aletas y cuchillo. Adicionalmente podríamos mencionar el cinturón de lastre que ayuda a regular la flotabilidad y el traje de neopreno para evitar el enfriamiento (esto si se vuelve básico en aguas frías). El precio de un equipo de buceo puede parecer un poco caro en principio, pero tiene la ventaja de durar muchos años si se lo cuida bien (por ejemplo, mi traje de neopreno tiene 12 años y sigue en bastantes buenas condiciones!).
Pero vayamos analizando cada una de las partes: 

Máscara de buceo: Cumple la función de separar nuestros ojos del agua, permitiéndonos ver con claridad. También cubre nuestra nariz evitando que entre agua. Al momento de elegirla es importante ver que los cristales sean templados (las máscaras con cristales plásticos se empañan muy fácil), ver que nos de un buen campo de visión, con los ojos en el centro de la máscara, ya que a veces dependiendo de la forma de la cara de cada uno nos puede quedar muy alta o muy baja, dejándonos ver poco hacia algunas direcciones. Para saber si se ajusta bien y no dejará entrar agua, hay que ponerse la máscara en la cara sin la correa y aspirar por la nariz. Si nos hace ventosa y queda pegada, entonces no dejará entrar agua al usarla. Para practicar buceo en apnea es mejor elegir las que sean de poco volumen interno, ya que cuando bajamos en el agua, la máscara tiende a pegarse a nuestra cara y tenemos que soplar un poco de aire dentro para compensar esta presión. Cuanto menos volumen tienen, menos aire gastamos en esta compensación. Mi favorita, y que ya es un clásico entre los buceadores es la Superocchio de la marca Cressi-sub. 

Snorkel: Es un tubo que tiene una boquilla con un mordillo para sujetarlo con la boca, y lo usamos para respirar mientras estamos en la superficie. Es la pieza mas sencilla del equipo pero a la vez es fundamental. Aunque no lo parezca a primer vista, es muy importante no estar teniendo que impulsarse para sacar la cabeza del agua y tomar aire, esto nos hace ahorrar mucho esfuerzo, y cuando estamos mucho rato en el agua se vuelve notorio. Además nos permite estar viendo continuamente hacia el fondo sin tener que sacar la cabeza. Es importante al momento de comprar uno, ver que tenga un mordillo suave que no nos lastime las encías y nos quede cómodo. Son mejores los que tienen tubo no demasiado rígido, ya que se adaptan mejor a la forma de la cabeza. Los tubos muy rígidos tienden a vibrar y molestarnos cuando nadamos. Existen algunos que tienen válvulas que ayudan a desalojar el agua cuando volvemos a la superficie después de zambullirnos, pero para mi la regla es cuanto mas simple mejor, y prefiero los que no tienen ningún dispositivo extra. 

Aletas o "Patas de rana": Son nuestra principal fuente de impulso, permitiéndonos nadar rápidamente sin mucho esfuerzo y nos dan mucha mas defensa ante cualquier corriente imprevista que nos pudiese alejar de la costa. Existen con zapato entero de goma y otras que tienen una tira ajustable en el talón. Por lo general los buceadores libres usan las de zapato de goma y con pala muy larga, que son mas eficientes para zambullirse usando pocas patadas. Para elegirlas hay que fijarse que nos queden bien ajustadas pero sin llegar a cortarnos la circulación. Si no estamos acostumbrados a nadar con aletas es mejor no comprar unas demasiado largas o demasiado rígidas, ya que nos pueden cansar y acalambrar mas fácil. 

Cuchillo: Si bien no es lo primero que puse en esta lista, podría decirse que es la pieza mas importante del equipo de buceo, y la única que usaban los antiguos buceadores que buscaban perlas o rescataban pertenencias de naufragios en las épocas antiguas. No es para defenderse de ningún animal, lo que difícilmente podría ser necesario, sino que es un implemento de seguridad que nos puede salvar la vida en caso de que nos enredemos con alguna línea de pesca abandonada o peor todavía, alguna red que haya quedado a la deriva y nos tome por sorpresa. Sobre todo si estamos buceando a pulmón libre, tenemos muy pocos segundos para deshacernos de un enredo y volver a superficie. En segundo lugar nos puede servir como herramienta para cortar diversas cosas que queramos. Los cuchillos de buceo tienen una vaina con tiras de goma que nos permiten llevarlo en la pierna. Es importante que podamos acceder fácilmente a el con una mano, y por eso algunos lo llevan en el antebrazo o en el muslo, en vez de la posición clásica sobre la pantorrilla. Al momento de comprar uno es clave ver que sea de buen acero inoxidable, que tenga suficiente filo y que no sea demasiado grande, ya que no nos sirve sino para hacer un bulto innecesario.

Cinturón de lastre: Nuestro cuerpo tiende a flotar y cuando queremos bajar y quedarnos viendo algo en el fondo esto se vuelve bastante incómodo y nos obliga a estar pataleando y braceando constantemente para mantenernos abajo, cansándonos mucho a la larga. El cinturón entonces nos permite adquirir una flotabilidad casi neutra y desplazarnos cómodamente por el fondo. El cinturón de lastre tiene una hebilla característica de abre fácil, lo que nos permite en una emergencia simplemente darle un tirón y soltarlo para salir a superficie. La otra parte del cinturón la constituyen los plomos que tenemos que ir añadiendo hasta que encontremos nuestro punto ideal de flotabilidad. Para saber si estamos con una flotabilidad adecuada, tenemos que zambullirnos y quedarnos quietos acostados sobre el fondo. Si estamos bien, entonces tenemos que tener una tendencia leve a subir a superficie. NUNCA debemos tener flotabilidad negativa (tendencia a hundirse) ya que en caso de un problema, puede hacer que nos ahoguemos. Es importante saber también que dependiendo de la profundidad que buceemos tendremos que variar el peso que usamos. Por lo general el peso que nos deja bien equilibrados a tres metros, hace que a cinco o siete metros nos hundamos, ya que cuando aumenta la presión perdemos flotabilidad. Por lo general mientras la hebilla se abra bien, no hay otras cosas a tener en cuenta para comprar uno.

Traje de neoprene: Es importante cuando el agua es fría, permitiéndonos estar mas rato en el agua. Los trajes de neoprene de buceo por lo general se diferencian de los de surf en que tienen capucha, ya que al estar completamente sumergidos perdemos mucho calor por la cabeza. Para elegir uno, tenemos que ver que nos quede bien ajustado, sin que nos queden espacios de aire entre el traje y el cuerpo, que las mangas y capucha nos quede bien pegada al cuerpo para que no circule fácil el agua. También es importante que no nos quede demasiado apretado, porque nos va a hacer incómodo el buceo y puede cortarnos la circulación de las extremidades y aumentar el riesgo de calambres. Dependiendo de la temperatura del agua en la que buceemos necesitamos diferentes grosores de trajes y cuando el agua es muy fría (por debajo de unos 15 ºC) también es recomendable usar guantes y botas de neopreno. Como orientación en esta página tienen una tabla para elegir el grosor de traje según la temperatura del agua: http://www.evo.com/wetsuit-thickness-guide-and-temperature-chart.aspx

Por último, hay que saber que para que nuestro equipo nos dure bastante tiempo, es importante no dejarlo expuesto al sol (ni cuando lo secamos), lavarlo con agua dulce después de cada buceo y no guardar el traje de neopreno doblado, ya que le hace marcas y surcos que no se van al desplegarlo (sobre todo si se pasa todo el inverno doblado en un armario).
En relación a las marcas, no hay punto medio: Existen equipos de buena marca y equipos "de juguete" que venden por lo general en tiendas que no son especializadas en buceo. Algunas de las marcas de equipos de buceo bueno son: Cressi-sub, Mares, Omer, U. S. Divers, Technisub, como para que puedan orientarse con la compra.